Quiénes Somos

La Sociedad Cooperativa Limitada Frudecas (Fruta De Caspe) se constituyó en mayo de 1986 con la participación de 25 socios, cambiando su nombre a La Chipranesca S.C.L. en el año 2010. Su nuevo nombre proviene de Chiprana, término municipal de Zaragoza en el que está ubicada; concretamente, sus instalaciones se encuentran en el paraje denominado “La Sarda” del mencionado municipio. Es una cooperativa dedicada a la comercialización de fruta para consumo en fresco, inscrita en el Registro General Sanitario de Alimentos (RGSA) con el nº 21.013055/Z.

RGSA - 21.013055/Z

En su inquietud por dar un amplio servicio a sus clientes y socios, La Chipranesca constituyó en julio de 1996 la ATRIA de frutales nº 501196 La Chipranesca, que ofrece apoyo técnico a los socios para el manejo integrado de plagas, enfermedades y malas hierbas, con el objetivo de asegurar la seguridad sanitaria de sus productos y el respeto medioambiental en sus actuaciones.


En las instalaciones de La Chipranesca tiene lugar la recepción, selección, envasado y expedición de sus productos. Dichas instalaciones son modernas y se adaptan a la normativa vigente, así como a los estándares de producción demandados por los clientes más exigentes, de modo que se ofrecen a todos nuestros clientes productos con las máximas garantías de calidad.


La Chipranesca no compra fruta a terceros, procediendo toda la fruta que manipula de las explotaciones de sus socios, ubicadas en los municipios de Chiprana, Caspe, Sástago, Escatrón y Pina de Ebro. En la actualidad cuenta con un total de 35 socios, todos ellos incluidos en el Sistema Integrado de Calidad, que aportan una superficie total aproximada de 550 ha. De ellos, 28 están adscritos al protocolo GLOBALGAP y/o a la norma de Producción Integrada, con una superficie aproximada de 520 ha en GLOBALGAP (95% de la superficie) y de 450 ha en Producción Integrada (82% de la superficie).


Los productos que ofrece la cooperativa son:

Frutas de hueso, por orden de importancia:
Melocotón, periodo de producción de mayo a octubre
Nectarina, de junio a septiembre
Paraguayo, de junio a septiembre
Cereza, de abril a junio
Albaricoque, de mayo a junio
Ciruela, de julio a agosto
Frutas de pepita:
Pera, de junio a septiembre
Brevas e higos, de junio a septiembre

Destaca claramente la fruta de hueso, sobre todo el melocotón, que actualmente representa aproximadamente el 39% de la superficie total. Dentro del melocotón, predominan las variedades de melocotón amarillo embolsado. La nectarina representa aproximadamente el 32% de la superficie total, seguida del paraguayo y la cereza con el 9% cada uno, el albaricoque con el 4% y la ciruela con el 1%. El 6% restante corresponde a la pera.


En la actualidad La Chipranesca cuenta con una superficie total de 15.000 m2, de la cual 9.520 m2 están edificados, estando conformados por unas naves que suman 6.610 m2, una zona cubierta de 2.910 m2 y una zona periférica vallada de 5.480 m2. La zona exterior presenta dos zonas claramente diferenciadas: la zona de recepción y la de expedición de producto. En el año 2014 se montó una nave prefabricada independiente para el almacenamiento de envases.


En cuanto a la nave principal, se ha ido ampliando conforme han ido en aumento las necesidades de la cooperativa. Así, por ejemplo, en el año 2008 se montó una nave prefabricada adosada a la ya existente y comunicada con ella, que pasó a ser la zona designada para la manipulación y envasado de la cereza. En la actualidad, la nave principal cuenta con dos zonas diferenciadas para el procesado del melocotón, nectarina, paraguayo y pera, que corresponden a las dos máquinas clasificadoras que la cooperativa tiene para tal fin, y con una zona para el procesado de fruta de tamaño pequeño (albaricoque, ciruela y variedades de paraguayo y pera de calibre pequeño), que corresponde a la máquina clasificadora que la cooperativa adquirió en 2016.


La cooperativa dispone de 4 cámaras de 1.000 m3 y de 1 más potente de 850 m3, destinadas a enfriar fruta de campo. La zona de manipulación dispone de aire acondicionado. El muelle de carga, que después de ser ampliado en 2009 tiene 200 m2, está climatizado. Dicho muelle está comunicado con una cámara para palets confeccionados de 225 m2. Todas las puertas de acceso son automáticas, para ayudar a preservar el frío.